VA TOMANDO COLOR

 

 FOTO: Reuters

FOTO: Reuters

 
 

Nacional goleó a Rampla y en cada partido se lo ve mejor.

Más allá del resultado, lo más destacado para Nacional es que partido a partido se lo ve jugar mejor, incorporando conceptos que el técnico Alexander Medina quiere para su equipo. Esa mejoría se visualizó en la Copa Libertadores con el equipo titular y se volvió a evidenciar ayer con el equipo “suplente”. Así, entre comillas, porque de suplente tiene poco, por lo que está plasmando en la cancha.

En la tarde de ayer Nacional goleó a Rampla Juniors. Maniató al rojiverde y casi que no lo dejó jugar. Apenas en los primeros minutos de partido el juego fue parejo y el conjunto que ofició como local en el Parque Viera insinuó con una corrida de Rigoleto y a los 19’ tuvo una situación de gol muy clara con un remate fuerte de Lalinde con poco ángulo, que Mejía resolvió muy bien. 

Aguiar, que jugó su mejor encuentro desde que llegó a Nacional, se asoció bien por la derecha con Peruzzi y Barcia y le generaron muchos problemas a la defensa de Rampla, en especial al juvenil Píriz, que está a préstamo de Peñarol. El número 7 tricolor fue más punzante que en encuentros anteriores y buscó mucho el pase entre líneas, para quebrar la retaguardia rojiverde.

Bueno, otro que levantó muchísimo su nivel y que terminó siendo una de las figuras del partido, se asoció con el “Canario”, hizo una pared y definió fuerte contra Odriozola, que defendió bien su arco.

Apenas unos minutos después Peruzzi se mandó al ataque, realizó una pared con Neves y quedó frente a frente con el meta, que volvió a responder. Precisamente, los circuitos de juego que este Nacional está generando ilusiona a sus hinchas. No sólo por la cantidad de paredes y cambios de frente que se ven, sino también por cómo el equipo busca tratar la pelota y realizar pases constantemente, siendo un equipo más vertical. 

De un cambio de frente de Neves -otro acierto de Medina- empezó una jugada de gol en la que Bergessio anotaba, pero Rizzo la sacó en la línea. Era simplemente el anuncio de lo que vendría cinco minutos después: pase de Bueno y gol del argentino.

Sólo iban dos minutos del complemento cuando Bergessio volvió a marcar y alcanzó el cuarto gol en apenas dos partidos. Nuevamente gracias a un pase de Bueno, terminando así una buena jugada colectiva que comenzó en las manos de Mejía.

Para el segundo tiempo el “Ronco” López sacó al lateral Felipe, puso a Benítez y bajó a De León del medio al lateral en una decisión que le costó caro a Rampla porque Bueno se hizo una fiesta con su velocidad, frente a un jugador de buen pie, pero más lento. ¿Resultado? De León vio la roja.

Al final, tarde redonda: en su debut, Labandeira sentenció el 3-0 con pase de Bueno.


 
EURODATA SPORT